26 de abril de 2017

Cremoso de café al licor Güela Manuela

Éste cremoso de café tiene la dulzura y la textura perfecta, de hecho te recordará a las copas de chocolate y nata que venden en los supermercados; gelatinosas y delicadas abajo, aireadas por arriba.
Si lo pruebas verás que es adictivo, y es que está realmente bueno. 

Además, aderezado con un chorro de un licor de leche de vacas de León como el Güela Manuela, el resultado es sencillamente inmejorable.

No saben a ciencia cierta en que fecha la abuela Manuela empezó a macerar el suero que separaba de la leche que sobraba de las vacas de su casa con alcohol y algún que otro ingrediente secreto de la familia, pero desde entonces se ha dado éste estimulante, suave y glorioso licor de leche.

No solo para hacer éste postre, que te comerás a cucharadas... Se puede utilizar para decorar bizcochos o rellenar tartas y pasteles y en todos ellos estará delicioso.

¡Espero que os guste!






(4 Uds)
INGREDIENTES:

- 2 Cdas de café soluble intenso
- 20 ml de agua
- 1/2 Hoja de gelatina neutra (Cola de pescado)
- 200 g de leche condensada
- 200 ml de nata para montar
- 10 ml de licor Güela Manuela
- 4 Minigofres de caramelo



PREPARACIÓN:

Primeramente sumergimos en agua la gelatina cola de pescado, para que tenga una consistencia manejable a la hora de usarlo. 

En un vaso, disponemos el agua que debe estar hirviendo, y añadimos el café soluble intenso, mezclamos bien.

En un recipiente, disponemos los 200 g de leche condensada, o lo que es lo mismo, media lata de las pequeñas.

Agregamos el licor de leche que le aportará un suave y agradable sabor.

Agregamos también el café que acabamos de hacer.

Con ayuda de unas varillas, mezclamos para que todos los ingredientes se integren.

Agregamos por último la gelatina ya remojada, y mezclamos con las varillas hasta que ésta se disuelva por toda la preparación.

Disponemos la nata en el robot de cocina con las varillas de montar y lo batimos hasta que tenga una consistencia como ésta. Podemos añadir más azúcar a la hora de montar la nata, pero para mi gusto con la que nos aporta la leche condensada es más que suficiente.
Agregamos la nata sobre nuestra preparación.

Y con ayuda de una lengua de cocina, con movimientos envolventes de arriba a abajo, mezclamos.

Entonces, vertemos en una cazuela y llevamos al fuego, sin parar de remover durante 4 minutos.
En éste paso conseguiremos que la crema obtenga cuerpo, y que se forme una gran capa de espuma.
Vertemos en los vasos donde vayamos a servirlos.

Aquí se observa mejor las dos partes de este postre: El cremoso y la espuma de café.

Dejamos enfriar y cubrimos con papel film.
Metemos en la nevera durante 6 horas como mínimo.

 Pasado el tiempo, la espuma se verá así. Terminamos colocando un minigofre de caramelo en la superficie, que le dará el toque crujiente.
Éste es el resultado final de nuestro cremoso de café.

Y así es como se ven las dos texturas, como si fuera una copa de chocolate.
¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-