10 de marzo de 2017

Fideuá al horno

De un tiempo a esta parte, he cambiado mucho. La vida me ha hecho cambiar. No soy la misma que hace unos meses.
Y es que he aprendido que no merece la pena estar, ni hacer cosas que no te llenan simplemente por formar parte de algo (O en algunas ocasiones, por aguantar a alguien, que también se da), al igual que también he aprendido que las cosas bonitas están para pasarlas al lado de la gente que te quiere con todo su corazón, las que no están contigo únicamente para las cosas buenas, eso es lo fácil. 
Puede que esto parezca algo básico, pero no lo solemos tener claro, al menos hasta que pasa algo que te pone la vida patas arriba.
Y con éstas, me recuerdo hace apenas 8 meses, compartiendo una fideuá como ésta con mis personas favoritas en el mundo: mi madre, mi padre y mi chico. Compartiendo revelaciones, risas, alegrías.
Recuerdo lo rica que estaba, cómo nos prestó, y sobre todo recuerdo lo contentos que estábamos, lo felices que éramos.
¡Espero que os guste!




Ésta es mi aportación al reto:
En el reto de la Cocina Typical Spanish, el blog anfitrión nos dará un requisito ya sea un ingrediente, un plato, o una forma de preparación que tenemos que hacer.
Éste mes, ppor fin vamos a poder dar rienda suelta a nuestros platos elaborados con pasta, a los que hasta ahora, seguro que a muchas de nosotras se nos ha quedado en el tintero en algún que otro reto de La cocina TS.
Venir conmigo a ver las demás participaciones de éste mes en La cocina TS. #TodoPorLaPastaTS.



(2 Pax)
INGREDIENTES:

- 1/2 Cebolla
- 1 Tomate maduro
- 1 Sepia troceada
- 6 Langostinos
- 2 Dientes de ajo
- 4 Guindillas
- 170 g de fideo fino
- 5 Gambones
- 5 Almejas
- 500 ml de caldo de pescado
- C/s de AOVE



PREPARACIÓN:

En una sartén con un chorro de aceite de oliva, cocinamos la cebolla.

Pasados unos minutos, cuando la cebolla empiece a tener ese característico tono dorado, agregamos el tomate que habremos pelado y cortado en gajitos.

Cuando el tomate empiece a deshacerse, agregamos la sepia troceada.
Cocinamos todo a fuego medio durante 10 minutos.

Una vez que el tomate haya soltado todo su jugo, y se haya mezclado con los propios de la sepia en su cocción, agregamos los langostinos cocidos troceados.
Mezclamos y apartamos del fuego, reservamos.

Entonces, en una paellera, disponemos un poco de AOVE. Cuando esté templado, agregamos los ajos cortados a la mitad y las guindillas, que habremos roto para que saquen bien el picante.
Cocinamos unos minutos para que salgan todos los aromas y sabores y empapen el aceite.

Entonces desechamos los ajos y las guindillas, y en el mismo aceite, sofreímos los fideos.

Cuando estos comiencen a tener un color dorado, o incluso tostado en algunos casos, agregamos el preparado que habíamos reservado antes.

Mezclamos para que se integren en los fideos, los sabores de la verdura y los pescados.

Agregamos el caldo de pescado.

Disponemos de manera ordenada los gambones y las almejas.

E inmediatamente metemos la paellera al horno precalentado a 180ºC.

Dejamos cocinar durante 20 minutos aproximadamente, hasta que los fideos estén hechos.
Un truco para saber cuándo el fideuá está perfectamente hecho, es fijarse en como están los fideos, cuando se ponen de punta, espigados, es la manera ideal.

Entonces, el fideuá estará listo, perfectamente espigado.
Éste es el resultado final de nuestra fideuá al horno.

Asi es como se ve al servir.
¡Qué aproveche!




Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

22 comentarios:

  1. siempre es motivo de placer saborear una buena fideua y si es en buena compañia mucho mejor
    Te ha quedado super super apetitosa
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, muchas gracias guapa, un besote

      Eliminar
  2. Un plato tan rico como este y sobre todo saboreado alrededor de las personas qué más queremos, es lo mejor del mundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El valor de las pequeñas cosas... Muchas gracias, besos

      Eliminar
  3. Yo hoy tengo un día también de esos de reflexionar, la vida, la gente, todo está un poco caótico, pero en fin, al final eliges lo mejor, y los acompañantes de esa fideuá es lo mejor de lo mejor, deliciosa sin duda,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya volviendo a la realidad, aunque de una manera u otra, me niego a estar en ella...
      Espero todo se solucione, a mi simplemente me queda aprender a vivir de los recuerdos!
      Besos

      Eliminar
  4. Hemos coincidido en la receta... hechas cada una a nuestra forma.La tuya tiene una pinta espectacular. La próxima vez la probaré con guindilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le dá un toque... Como buena leonesa, el picante por delante, siempre jaja.
      Muchas gracias, besos

      Eliminar
  5. Que buena pinta tiene esta fideua, y tu recuerdo aún mas bonito. besos guapa!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que hayas rehogado la pasta antes de añadir el caldo, así adquiere mejor los sabores. Y qué más te voy a decir, ya el resultado lo dice todo. Espectacular.
    Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo siempre la hago así. Para mi gusto, el fideo fino y ese rehogado es todo el truco de una buena fideuá. Además así el encrespamiento es más visible 😉
      Muchas gracias
      Besos

      Eliminar
  7. La comia mucho cuando vivia en Tarragona, me encanta con su alioli! Como la echo de menos jajajaja Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ñammmmm el alioli le da un punto si! Yo en para ésta no, pero en alguna que otra ocasión la he hecho para acompañar la fideuá y nos encanta.
      Besos

      Eliminar
  8. Una receta de lo más apetecible, que rico!

    ResponderEliminar
  9. Andrea, tu fideuá tiene una pinta deliciosa y seguro que lo estaba, ya no sólo por los ingredientes que has utilizado (¡me pirran los sabores marineros!) y la buena mano que tienes, si no por el cariño que le has puesto al hacerla. ¡Larga vida a los buenos recuerdos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Larga vida!
      Muchísimas gracias por tus palabras. Un besote

      Eliminar
  10. Si por haberte dado cuenta de lo que no te hace feliz has cambiado tu vida, seguro que es para bien Andrea. Disfruta de tus buenos recuerdos y sigue poniéndolos en práctica....como esta deliciosa fideuá!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido la vida la que me ha cambiado,y por ello ahora mismo felicidad no es la palabra, pero tiempo al tiempo, al menos he aprendido a distinguir entre problemas cotidianos y verdaderos problemas y se que dispongo de una fortaleza que nunca llegué a imaginar.
      Muchas gracias!
      Besos

      Eliminar
  11. Con el tiempo el corazón se acrisola, aprendemos para evolucionar y seguir nuestro camino. Mientras avanzamos yo me llevaré un plato repleto de esta exquisita fideuá, mira que hace tiempo que no la hago. Un abrazotote.

    ResponderEliminar
  12. Esta es una de esas recetas que tengo en pendientes. Que buena pinta tiene tu plato!! besos!

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-