2 de febrero de 2017

Pechuga rellena a la Villeroy

Ésta es otra de las recetas que llevan esperando su turno en el ordenador durante un largo tiempo. Me he propuesto ir sacándolas poco a poco, y lo conseguiré.
La pechuga a la villeroy es una receta de origen francés que forma parte de la misma familia de los empanados fritos, como lo son también los flamenquines, los cachopos, las croquetas... 
A cada cuál más bueno.
Éste modo de cocinado típico de los 80 puede darse también en otros alimentos aparte del pollo, como hígado de ternera o chuletillas de cordero, por ejemplo.
Básicamente son unos filetes de pechuga de pollo cubiertos por todos los lados, o simplemente napados con salsa bechamel y rebozados para después freírlos.
Una gochada tremenda, vaya, pero... ¡Menuda delicia!
Además en éste caso la pechuga va rellena también, así que doble gochada y doble delicia.
La corteza crujiente con el queso y la bechamel desparramada por todo el plato... mmmm
Para hacerla hay que dominar un poquito la técnica de la salsa, ya que necesita una consistencia dura, más que nada por el tema rebozado. Probar a hacerla, y disfrutar!
¡Espero que os guste!








(2 uds)
INGREDIENTES:

- Bechamel espesa
- 2 Pechugas de pollo
- 2 Lonchas de jamón de york
- 4 Lonchas de queso para fundir
- 2 Huevos
- C/s de pan rallado
- C/s de panko
- Sal
- Pimienta



PREPARACIÓN:

Comenzamos haciendo una bechamel espesa, como la que hicimos en la receta de las croquetas de jamón, ya que necesitamos que quede firme y con cuerpo.
Una vez esté hecha, dejamos que enfríe, rectificándola de sal, pimienta y nuez moscada.

Abrimos cada pechuga de pollo en forma de libro.

Damos forma al jamón de york para que no sobre salga mucho de las pechugas.

Extendemos en una superficie plana un trozo de papel film que nos servirá para envolver y dar forma.
Sobre éste extendemos con ayuda de una manga pastelera una pequeña capa de bechamel, dándole el largo idóneo para que haga de base de la pechuga rellena.

Sobre la bechamel, disponemos la pechuga, colocando una de las partes del libro que hemos formado con ella, sobre la bechamel.
Salamos y molemos una pizca de pimienta sobre ella.

Colocamos una loncha de jamón de york.

Sobre ésta dos lonchas de queso especial para fundir.

Y sobre estas, de nuevo hacemos otra capa de jamón de york.

Cerramos el libro con la parte superior de la pechuga tapando el relleno.

Disponemos una capa de bechamel por encima, intentando cubrir toda la superficie de la pechuga.

Enrollamos la pechuga sobre el papel film, teniendo especial cuidado en que la bechamel cubra todas las partes de la pechuga.
Metemos al congelador durante 12 horas aproximadamente.

Pasado el tiempo, sacamos del congelador.

Pasamos por el huevo batido.

Después por el pan rallado.

Una nueva pasada por el huevo batido.

Y por último espolvoreamos el panko por toda su superficie.
Éste pan es especial para rebozados es una especie de pan rallado hecho mediante harina de trigo y mediante un proceso de cribado. Con él se consiguen unos rebozados muy crujientes y un tacto aireado, como si de una especie de tempura se tratase.

En una sartén con aceite muy caliente, freímos nuestra pechuga, lo justo para que el rebozado adquiera un bonito color.

Ya que el producto está congelado, y con el cocinado de la fritura el interior ni si quiera se habrá calentado, disponemos en una placa de horno con papel sulfurizado.

Cocinamos durante 10 minutos a 180ºC.

Al sacarlo, partimos.
La pechuga estará perfectamente hecha, y el queso



0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-