18 de mayo de 2016

Ternera ras el hanout con cous cous de verduras

Hace un año, cuando mis padres estuvieron de vacaciones en la comunidad Valenciana, concretamente en Benidorm, y coincidieron con los amigos asturianos de los que os hablaba en la receta de arroz con leche asturiano, me trajeron un regalito que le había dado nuestra amiga para mí. Puede que a cualquier otra persona le lleguen con ello, y les sea insignificante, pero cuando vi la cantidad de sobres con mezclas de especias, hierbas aromáticas y sazonadores que me había comprado... ¡Qué alegría! Como sabe a lo que le voy a dar uso, jeje
El caso, es que en éste lote de especias, venía una bolsita de ras el hanout, mezcla que había querido comprar desde hace un tiempo, y no era capaz de dar con ella.
Rápidamente me puse a buscar platos en los que poder incluirla, pero antes que nada, hice este guisote al que le tenía echado el ojo.
Pena de no tener un tahine en casa...
Un plato árabe, especiado, con toques afrutados... Una delicia.
¡Espero que os guste!






(4 pax)
INGREDIENTES:


Para la carne al ras el hanout: 

- 1 Kg de carne de ternera para guisar
- 2 Cebollas
- Harina
- 1 Diente de ajo
- C/s Tomate frito casero
- 1 cda de ras el hanout
- 1 Hoja de laurel
- 1 Trozo de corteza de naranja
- 1 l de caldo de carne
- Aceite de oliva
- Sal


Para el cous-cous de verduras:

- 1 Medida de cous-cous
- 1 Medida de agua
- 1 Nuez de mantequilla
- 1/2 Zanahoria 
- 1/4 Calabacín
- Mantequilla



PREPARACIÓN:

Compramos carne de ternera para guisar, y le pedimos al carniceo que la corte en trozos medianos.

Salpimentamos la carne.

Espolvoreamos sobre ella el ras el hanout.
El ras el hanout es una mezcla de especias árabe que cada uno hace en su gusto a medida de las especias que tenga a mano.
No es una fórmula cerrada, puede contener desde diez a más de veinte especias. Cada tienda tiene su propia mezcla vendiéndola como la especialidad de la casa.
Mi mezcla, obtenida en una tienda árabe en Benidorm, por una gran amiga, está compuesta de: curry, cilantro, cominos, alcaravea, cúrcuma, pimentón picante galanga, cayena, clavo, jengibre y nuez moscada.

Con las manos, mezclamos bien, hasta que la especia esté adherida a la carne.

Pasamos la carne por la harina, y le damos unos pequeños golpes para retirar el exceso.

En una sartén con aceite de oliva al fuego, pasamos la carne, hasta que se dore por todas partes.
Simplemente es sellar, no queremos que la carne se haga por dentro.

A medida que la vayamos teniendo, la pasamos a la cazuela donde haremos el guiso, en mi caso una parissien.

En el aceite sobrante de la fritura de la carne, agregamos la cebolla cortada en brunoise.

Dejamos que doren al fuego.

Cuando la cebolla comience a transparentarse, agregamos el tomate frito casero.
Rehogar un minuto.

Mojamos con parte del caldo de carne.

Vertemos sobre la cazuela con la carne.

Limpiamos el diente de ajo y con ayuda del canto del cuchillo lo prensamos.

Lo echamos en la cazuela.
Subimos el fuego.

Vertemos todo el caldo de carne en el que estará la hoja de laurel.

Agregamos la corteza de naranja y dejamos que aumente la temperatura del guiso.

Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y cocemos lentamente durante 2 horas aproximadamente.

Cada cierto tiempo, le damos un meneo a la cazuela con ayuda de una cuchara de madera, para asegurarnos de que ni la salsa ni la carne se pegan al fondo de la cazuela.

Una vez pasado el tiempo, cuando las hebras de la carne se deshagan facilmente con un tenedor, el guiso estará listo.
Dejamos enfriar y refrigeramos durante una noche.

Al día siguiente, cuando vayamos a comerlo, recalentamos a fuego lento, y si queremos podemos agregar alguna ciruela o uva pasa.


Para el cous-cous:

Mientras tanto, procedemos a hacer el cous-cous, siguiendo las instrucciones que trae el paquete.
En mi caso, he derretido un poquito de mantequilla, en la que rehogo la zanahoria y el calabacín cortado en brunoise.

Una vez que las verduras han pochado, agregamos la cantidad de agua necesaria para la cocción.

Una vez que empiece a hervir, agregamos la medida de cous-cous de golpe.

Con una cuchara removemos.
Sacamos del fuego, tapamos  con la tapadera de la cazuela y dejamos reposar durante 2 minutos.

Pasado el tiempo, el cous-cous habrá consumido todo el caldo, agregamos la nuez de mantequilla y mezclamos.
Le aportará un toque de grasa que hará que no se pegue entre él.

Vertemos el cous cous en el plato de presentación.

Sobre el mismo, ponemos una porción de carne bien calentita.
Lo suyo sería comerlo con las manos, como lo hacen en esos países, pero...
Éste es el resultado de nuestra ternera ras el honout con cous-cous de verduras.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-