3 de febrero de 2016

Crema de coliflor

Unos cuantos días de descanso bloggeril, y no por que yo lo quisiera... Hemos pillado un virus espantoso, que me ha tenido en cama durante dos días, con casi 40ºC de fiebre. 
Con esa temperatura, yo no soy persona. Nunca jamás había tenido una fiebre tan alta, y ahora que ya sé como es, y sé lo mal que se pasa, no quiero volver a pasar por ello en la vida! Aunque claro, eso no es a elección de cada uno.
Aún seguimos un poco "pichi-picha" pero al menos ya he tenido el valor para meterme en la cocina.
Y lo primero que he hecho, ya que mi cuerpo no me pedía otra cosa que no fuera así, ha sido una crema de coliflor, inspirándome en la receta de mi querida Montsiña de No sin mi taper.
En alguna ocasión ya os he contado que no me gusta mucho, por no decir nada, la coliflor.
Cuando vivía en el pueblo, mi madre tuvo una época en la que compraba coliflor cada semana, y como bien sabéis, lo poco gusta y lo mucho cansa. Pues eso mismo fué lo que me pasó a mí. Me harté de semejante manera, que no he sido capaz de volverla a comer.
Hasta ahora. Ésta crema es sencillamente increíble.
Con las especias se disimula mucho el sabor de la coliflor, dándole un toque casi dulce, delicioso.
¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 500 g de coliflor
- 100 g de cebolla
- 1 Patata
- 25 g de almendras
- 1/2 Litro de caldo de verduras
- 1/2 Litro de agua
- Canela molida
- Comino
- Pimienta
- Sal
- Aceite
- C/s piñones



PREPARACIÓN:

Cortamos las inflorescencias de la coliflor que necesitemos, cortando los tallos más gruesos, que son demasiado duros, hasta obtener el peso indicado.

En una olla con un chorro de aceite de oliva, agregamos la cebolla cortada en trozos medianos.
Dejamos que dore.

Agregamos los tallos de la coliflor que habíamos seleccionado anteriormente.

Después agregamos la patata previamente limpia y cortada en cachelos.

 Echamos también la almendra.

Y después incorporamos las especias, al gusto. Siempre es mejor echar de menos y después sazonar al gusto, que pasarnos.

Agregamos el caldo de verduras.
Como sabéis yo siempre dispongo de caldos en el congelador, de pescado, cocido, carne, verduras... Que después descongelo y me sirven para todo tipo de preparaciones.

Como mis caldos caseros son muy potentes, rebajaré echando la mitad de la cantidad total de agua. Es decir, hay que incorporar 1 litro de líquido y yo añadiré mitad caldo, mitad agua.
De ésta manera prácticamente cubriremos las verduras.

Tapamos la olla y cocemos a presión alta durante 10 minutos.
Éste será el aspecto tras la cocción.

Lo pasamos al vaso de la batidora del robot de cocina, y batimos hasta que forme una crema homogénea,

Pasamos a una tartera para darle un último calentón antes de servirlo.
Si es necesario, rectificamos de sal, y las especias.

 En una sartén doramos los piñones.

Servimos la crema bien caliente.

Sobre ella ponemos unos cuantos piñones tostados.
Éste es el resultado final de nuestra crema de coliflor.

 Deliciosa.
¡Qué aproveche!

2 comentarios:

  1. Ayayay pero qué bonita ereeeees!! Ailoviu, me alegra haberte inspirado!! Un besote!!

    Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que eres bonita! Gracias por hacer que después de años coma coliflor! Ailoviutoo! Muack preciosa

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-