14 de enero de 2016

Provoleta

Después de las recetas navideñas y las tartas varias de los cumpleaños que se agolpan en mi familia por éstas fechas... Es el momento de volver a las recetas sencillas y rápidas.
Cuando estaba haciendo las prácticas de cocina en un restaurante de la ciudad, serviamos en el menú queso provolone. 
Llamarme inculta, pero yo hasta ese momento no conocía este queso... Y cuando lo probé fue como ¿Cómo ha podido ser?
Lo hacíamos a la plancha, servido entre una ensalada de tomates de huerto con orégano y aliñado con reducción de vinagre de módena... Ummmm
Obviamente, por mucho que me guste esa receta, no la voy a publicar aquí, ya que no tiene más misterio que hacer el queso en una plancha bien caliente. Así que el último día que lo compré intenté buscar una receta alternativa para poderla compartir con vosotros, por que oye, a lo mejor a alguien también le puedo abrir los ojos para que lo descubra, ¿no?
Por la web, he visto que hay dos tipos de ésta receta. Una típica argentina que se trata de asar el queso en la parrilla  al fuego, y ésta, típica italiana que se trata de derretir el queso con tomates naturales o frito en una cazuela.
Yo he hecho ésta última, ya que es un buen recurso para una cena de picoteo, y qué quereis que os diga, estaba espectacular! 
¡Espero que os guste!






(2 pax)
INGREDIENTES:

- 1 Placa de queso provolone
- 1 Cacetada de tomate frito casero
- C/s Orégano
- Queso rallado para gratinar
- Pan tipo rústico



PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.
En una cazuela apta para horno, en la que quepa sin problemas la placa de queso provolone, disponemos la capa de tomate frito.
Espolvoreamos orégano al gusto.

Intentamos colocar el provolone en el centro de la cazuela.

Intentando que el tomate no cubra nada del queso.

Por encima, espolvoreamos el queso rallado.

Metemos en el horno precalentado y dejamos que se cocine hasta que el queso rallado esté derretido y tenga un tono dorado. Sobre 15 minutos.

Éste es el resultado final de nuestra provoleta.

Cortamos unas rodajas de pan, las cortamos en "palos" y los tostamos.
Después solo hay que hincar el pan sobre el queso.

De esta manera, como estará fundido... Será una delicia.
¡Qué aproveche!

12 comentarios:

  1. Esto es una maravilla!!1 me encanta!! Bs.

    ResponderEliminar
  2. Sabes yo lo decubri el año pasado y lo preparo de vez en cuando pero la proxima lo hare a tu manera con tomate, se ve muy rico!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así esta buenisimo, te lo aseguro. Cuando metes el pan y sacas el tomate con el quesito fundido y todo caliente... Mmmmmmmm
      Muchas gracias! Besos

      Eliminar
  3. Que buena pinta, me lo apunto. besos

    ResponderEliminar
  4. Que genial yo lo probé cuando estuve en Uruguay a la parrilla ya que tengo una tía vegetariana Y me encantó nunca se me había ocurrido esta idea asique mil gracias guapa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la parrilla me da una gula terrible pero me da que al menos unos meses me tendré que esperar, jeje
      Si la pruebas ya sabes que quiero fotito. Muchas gracias guapa

      Eliminar
  5. Maravillosa receta, queda compartida, enhorabuena, sigue así, te espero por LAS DELICIAS DE MAYTE, besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Por fin puedo pasar a comentar las recetas del reto jejeje
    Una joya de queso, me encnata así a veces uso mermelada de tomate para dar un toque dulce.
    Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues con mermelada de tomate tengo que probarlo yo!!! Ñam ñam
      Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-