27 de agosto de 2015

Moussakka

Por el norte ya estamos sacando las mantinas para el sofá... Ya empieza a refrescar, a tener que ir con la chaquetina debajo del brazo, jejeje.
Así que hay que aprovechar hasta los últimos rayos de sol para disfrutar de la piscina, paseos y playa.
Uno de mis restaurantes favoritos en León, es un griego, y siempre que vamos a comer pido su deliciosa moussakka.
Y un día me decidí a probar a hacerla y la verdad es que es una pasada lo buenisima que está.
Como siempre digo el orgullo de ver como un platazo como éste te queda tan bien, es inmenso, y aunque sólo sea por eso te sabe mucho más bueno.
Pensaba dejarla para más adelante, pero a petición de un amigo que quiere hacerla... Aquí está mi receta de moussakka griego.
¡Espero que os guste!







(3 pax)
INGREDIENTES:

- 2 Berenjenas
- 1/2 Cebolla
- 400 g de carne picada de ternera
- Sal
- Pimienta recién molida 
- Orégano
- Tomate frito casero
- Bechamel rala (Siguiendo la receta de la Lasaña bolognesa casera)
- Queso rallado



PREPARACIÓN:

Conseguimos unas berenjenas de calidad y las limpiamos pasándolas por agua.
A la hora de escogerlas en la éstas deben estar brillantes y sin golpes.

Cortamos las berenjenas en láminas horizontales, para hacer unas grandes placas para la moussakka.
Las dejamos con un grosor de 1 cm aproximadamente, no demasiado finas para evitar que al montarla se rompan.

Salamos bien las láminas de berenjenas por ambos lados, y dejamos en una fuente para que suden y suelten el líquido amargo que contienen.
Las dejamos sobre 30´.

Mientras tanto, en una sartén con aceite de oliva al fuego, pochamos la cebolla previamente cortada en brunoise.

Salpimentamos la carne picada.
Ésta puede ser de cerdo o vacuno, o mixta. Eso según vuestros gustos.

Una vez que la cebolla ya ha enternecido y tiene un bonito color dorado, agregamos la carne picada.

Con ayuda de dos paletas de madera, para evitar que la sartén se raye, vamos desmenuzando la carne para evitar que al cocinarse, queden trozos grandes.

Una vez la hayamos desmenuzado dejamos cocinar unos minutos, para que tome color.

Ahora a vuestra elección, podéis coger y freír las berenjenas en sartén, o a la plancha. Pero yo en éste caso para hacerla un poco más saludable, (haciéndolas de esos modos absorben todo el aceite y quedan muy grasudas) las haré en el microondas.
Secamos las láminas de berenjena con papel absorvente, y regamos con un chorrito de aceite de oliva sobre todas las láminas.
Las disponemos en un plato y tapamos con la tapa del microondas, con la válvula abierta, para que haga un efecto vaporera.

Cocinamos a máxima potencia durante 8´. 
Como veis quedan perfectamente cocinadas.

Hacemos la bechamel siguiendo las indicaciones de la receta de Lasaña bolognesa casera. Ésta debe de quedar rala, perfecta para napar la moussakka.

Echamos tomate frito sobre la carne picada, la cantidad que deseemos.

Agregamos un chorretón de bechamel sobre la carne picada, esto hará que tenga una textura más cremosa.

Mezclamos y cocinamos unos minutos.
Después reservamos apartándolo del fuego.

Comenzamos a montar la moussakka.
En una fuente apta para horno, engrasamos el fondo con aceite de oliva.
Hay quién en el fondo agrega patata en láminas, creando una base más firme. Yo en éste caso, no lo haré.
Ponemos una capa de berenjenas.

Le ponemos un poquito de tomate frito por encima.

Disponemos por encima la farsa de la carne con las salsas.

Con ayuda de una lengua de cocina, extendemos la farsa.
Espolvoreamos con orégano.

En cuanto lo extendamos, cubrimos de nuevo con berenjena.

Repetimos el proceso hasta acabar con el relleno y las berenjenas.

Napamos la preparación con  la bechamel.

Espolvoreamos queso rallado por toda la superficie.

Metemos al horno precalentado a 200ºC y cocemos durante 30´.
Se va cociendo a la vez que se gratina.

Sacamos del horno, y dejamos templar unos minutos.
Éste es el resultado final de nuestra moussakka.

Cortamos con un cuchillo de sierra para no desmontarla, y con una espátula de cocina la sacamos.

Emplatamos.

Así se ve nuestra moussakka, diferenciándose perfectamente las capas.
¡Qué aproveche!

4 comentarios:

  1. Pues yo cuando como en un restaurante y hay moussakka en la carta lo pido porque me gusta mucho y la verdad es que pocas veces lo he hecho en casa. Esta receta tuya es estupenda. Un bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si el de los restaurantes te gusta, cuando lo hagas tu con tus propias manos, no vas a querer comer otro que no sea el tuyo! :)
      Muchas gracias guapa
      Besotes

      Eliminar
  2. Hola guapisima! pues si no recuerdo mal, no la he probado nunca!! Y eso que siempre me ha llamado la atención. .. Así que me guardo tu receta para hacerla un día en casa, que se ve deliciosa! ! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya veras como te gusta cuando la pruebes... Yo directamente la prefiero a la típica lasaña!
      Pues si te decides a hacerla, puedes dejarme una foto en la fanpage de facebook! Nada me haría más ilusión!
      Muackkk

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-