10 de julio de 2015

Coelinhos

Reposteras por Europa, destino: PORTUGAL


La gastronomía de Portugal se puede encuadrar dentro de la cocina mediterránea, ya que gira sobre los mismos ejes, que son: El aceite, el vino y el pan. Aunque no podemos obviarlas afluencias de la cocina de África, Asia y de Ámerica, en especial de sus compatriotas  brasileños.
Es muy frecuente que una comida completa en éste país la forme una sopa, un plato principal de carne o pescado, y un postre.
Las sopas suelen ser variadas, aunque la más conocida es el caldo verde, que está hecho con col y patata. 
Como bien se sabe, el bacalao es el pescado más importado y consumido aquí, y los cocineros del país presumen de tener unas 365 recetas con él, uno para cada día del año. Aunque el pulpo, la sepia y los calamares también tienen mucha popularidad, y se cocinan de la manera más simple posible, a la brasa condimentado con aceite de oliva. 
En el caso de las carnes se consume mucho enchido (embutido), es común como en España hacer la tradicional matanza, así que se consume mucho porcino, y la carne de cabra, conejo y gallina y pato son también muy habituales.
Además hay que destacar los panes, que para ellos es un elemento básico en las comidas. Se elabora con harina de maíz.
Los postressuelen estar hechos en base a pan, y todos son muy dulces y suelen llevar huevo, de una manera u otra. Destacan los pasteles de Belém.

Señores pasajeros, aterrizamos en Portugal (Aunque bien podríamos haber venido en coche, que éste país nos queda bien cerquita) y traigo a bordo la receta de coelinhos.


Los coelinhos son un típico postre Portugués, de los de antaño. De hecho, casi en su mayoría, la gente que los busca en pastelerías son personas mayores que recuerdan éste dulce como uno de su infancia.
Al tratarse de un pastel que casi no se comercializa, apenas hay referencias suyas en la web.
Se trata de un jugoso bizcocho relleno de nata y bañado por una capa de yema pastelera.
Su nombre hace referencia a su forma, que simula al animal., y por ello, en cuanto lo vi (en la única noticia que aparece en todo internet) ¡Me decidí a hacerlo!
Y es que además de ser una auténtica delicia, están increíblemente buenos.
¡Espero que os guste!





(4 uds)
INGREDIENTES:


Para el bizcocho:

- 150 g de claras de huevo
- 75 g de yemas de huevo
- 140 g de harina
- 145 g de azúcar blanquilla
- Una cdita de sal


Para la yema pastelera:

- 1 Huevo
- 50 g de azúcar
- 4 Gotas de zumo de limón


Para el relleno y la decoración:

- Nata para montar
- Azúcar glaccé
- Almendras en láminas
- Cobertura de chocolate



PREPARACIÓN:

Hacemos los bracitos de la misma manera que hicimos en la receta de Brazo de gitano.
En éste caso, como podréis observar, los ingredientes son exactamente la mitad que en dicha receta. Ésto es por que para estos dulces necesitaremos unos bracitos pequeños, de 10 cm de largo aproximadamente.
Para rellenarlos, montamos nata y cuando se le empiecen a marcar la forma de las varillas, agregamos el azúcar glaccé. He usado ésta para que quede con una textura más fina y además más consistente.

Hacemos la yema pastelera siguiendo la receta de la Tarta San Marcos. También en éste caso he hecho menos cantidad, y es que con ésta para los cuatro pastelitos habrá la justa y necesaria.

Con ayuda de una cuchara empapamos los bracitos con la yema pastelera.

Hacemos que quede cubierto por todos los lados.
Si se quiere, se puede quemar con el soplete la yema pastelera. En la receta original no se quema.

Colocamos un par de láminas de almendra por cada bracito.

Las ponemos casi al lado del extremo  de los bracitos para que simulen las orejas del conejito.

Derretimos el chocolate fondant, y con ayuda de un palillo lo manejamos para dibujar el rostro de los animales.

Pintamos los ojos con dos gotas de chocolate, justo debajo y un poco más centrado que las orejas.

Disponemos los pasteles en sus respectivas blondas. Yo he usado las de las magdalenas valencianas, o para los pettisús.

Éste es el resultado final de nuestros coelinhos.

Mirándote con esa carita dan pena comerlos, ¿Verdad?

Pero, por mucha carita que nos pongan, para eso están jajaja
Así es como se ve al morderlo.

¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas, y la preparas, sube una foto a las redes sociales para poder ver lo bien que te ha quedado.
Etiquétame en Facebook, Twitter, Google + , Pinterest, o Instagram, bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo.

23 comentarios:

  1. No , seguro que no dan ninguna pena , con esa pinta es imposible resistirse mucho a ellos ,me encantan¡
    bnss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mary! Yo es que me apego demasiado rápido a las cosas... jejejeje
      Besotes

      Eliminar
  2. Muerta me he quedao!! Pero que arte chiquilla! que me ha gustado esta receta tan simpática que tiene que estar de vicio!! De 10 Andrea!! Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejeje Es una receta muy sencillita, pero la presentación es taaaan mona! Muchas gracias!
      Besotes

      Eliminar
  3. Qué buenos, Andrea! Mira este fin de semana lo pasaré en Caminha, en el norte de Portugal, y voy a ponerme hasta arriba de pastelitos, como vea uno de estos... Ñam, pa la saca!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo pasaras de lujo por tierras Portuguesas! Te encontraste con algun coelinho?
      Muacks

      Eliminar
  4. Ufffff que ricura!!!! A mí no me dan pena comérmelos, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ay que cosa más linda!!! He estado en Portugal, y no me debí fijar bien porque no los vi o al menos, no los recuerdo... pero son monísimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en la entrada, es un dulce de hace muchos años, tantos que ya es muy difícil encontrarlos en las pastelerías portuguesas por su alto valor calórico. Muchas gracias!
      Besos

      Eliminar
  6. Muy simpática tu decoración que por lo que leo deben estar muy suaves y ricos.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/07/los-ninos-aprenden-comer-mirando-sus.html

    ResponderEliminar
  7. jajaaa, lo has pillado descuidado, le has atacado por la retaguardia. Son monísimos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja Es que por la carita linda que tenían, me daban penita!
      Besos

      Eliminar
  8. A mi si me ponen esos dulces con carita no me los como, que lástima oye, son súper cuquis!!! Eso si, la pinta que tienen es más que maravillosa y más con los ingredientes que llevan...mmmm!!!
    Me encanta tu aportación, es genial, felicidades!!!
    Besotes!!! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje Muchas gracias! Me alegro de no ser la única a la que le den penita...
      Eso si, en cuanto te decides al primer mordisco, ya no se puede parar!!!!!
      Besos preciosa

      Eliminar
  9. alaaa pero que cucos porfavorr!!que carita mas adorablee y que riquisimos tienen que estar!!!
    besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje si buenisimooos! Muchas gracias corazón!
      Besos

      Eliminar
  10. ¡ Pero que graciosos! tienen un aspecto delicioso ademas que son muy cukis jejeje me quedo por el blog ;) ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, pues!
      Muchas gracias! Lo que tienen de bonitos, lo tienen de ricos! Te lo digo yo, que una vez me decidí, ya no pude parar!
      Besos

      Eliminar
  11. Que moníssimos y deliciosos estos bizcochitos!! además has sido muy original y única al escoger receta, no como yo ;). Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Eva, eso siempre pasa.
      Muchas gracias guapetona!
      Besotes

      Eliminar
  12. Hola Andrea! Qué pasada de dulce nos traes...Me he quedado con la boca abierta!

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-