8 de mayo de 2015

Fabada asturiana

Recuerdo muy bien cuando fue la última vez que comí fabada. Fue hace cinco años (que se dice pronto), cuando mi hermana se fue a vivir a Asturias. Comimos en un restaurante del centro de Oviedo, y muy a mi pesar... O era fabada o era pote asturiano.
Ya sabéis, manías de cuando éramos pequeños. Desde que nací, tuve una obsesión con las lentejas y no las comí hasta que tenía unos diez años, y entonces hice un change y cambié la obsesión por las alubias. 
Juro que no puedo con ellas. Si tengo que comerlas las como, pero prefiero que no. No me gusta nada esa textura arenosa en la boca. 
El gran dilema es que a mi novio le pirran, y claro, no siempre va a ser comer lo que a mi me gusta... Así que un día compré alubias, y las puse a remojo a escondidas! No veáis la cara que se le quedó cuando llego a casa y vio un plato de fabada en la mesa! jajaja
La he hecho siguiendo la receta del Premio 2011 a la mejor fabada del mundo. Y he de decir que estaba buenísima (dentro de lo bueno que me puede parecer a mi), con un color fantástico, con el caldo líquido pero muy unido, con un potente sabor... Creo que no sea la última vez que la coma, aunque sea una cacetada!
¡Espero que os guste!




(2 pax)
INGREDIENTES: 

- 250g de alubias blancas (mejor si es faba asturiana)
- 1 Chorizo fresco
- 1 Morcilla asturiana
- 1 Trozo de lacón
- 1 Trozo de tocino
- 1 Trozo de hueso de jamón
- Aceite de oliva
- Pimentón dulce
- Agua mineral



PREPARACIÓN:

El día antes de hacer la fabada, ponemos las alubias en remojo.
Tienen que estar al menos, durante 12 horas.

 En Asturias, éste plato se cocina con una variedad de alubia blanca llamada faba asturiana de la Granja, o faba de almohada. Es una variedad grande, muy fina, no tiene apenas piel, y cuando la comes no se mastica, se deshace en la boca.
Su precio por kg son unos 19€ (Por supuesto la calidad se paga)

En una olla colocamos el embutido, todo menos la morcilla.
El tocino hace que al deshacerse con la cocción, la fabada quede cremosa, con sensación de mantequilla, y una el caldo. Además da un sabor y especial, aunque, normalmente, éste después no va al plato.
El hueso del jamón lo he utilizado como sustitutivo, por que para hacer la verdadera fabada, es mejor usar panceta.

Después encima de éste colocamos las alubias

Echamos agua encima de las alubias.
Esta ha de ser mineral o pasada por filtros para controlar el nivel de cal, ya que si no afectaría al sabor de las alubias.

Echamos hasta cubrir.

Después añadimos un chorro de aceite de oliva.

Añadimos también el pimentón en crudo.
Hay quien lo hace haciendo un sofrito, pero no es aconsejable, ya que si lo haces ahora y lo añades, el pimentón se pasa de cocción, y si lo añades a última hora te sabe a pimentón, por que no le das la cocción que necesita para que no sepa a puro.

Llevamos al fuego y le damos un primer hervor.

Durante esta primera cocción, desespumamos el caldo para quitar la grasa sobrante.

Entonces añadimos la morcilla.
La agregamos ahora para que no se deshaga al someterla a tanto tiempo de cocción.

Inmediatamente después asustamos la alubia.
Ésto es echarle agua fría para cortar la cocción y se hace para que todo empiece a cocer desde cero.

Entonces la llevamos al fuego y dejamos que la fabada se haga poco a poco, a un fuego intermedio, al chup chup que se suele decir, que éste en constante ebullición pero que no sea fuerte.
Dicen que es mejor cocinar la fabada en una plancha de cocina, para que todo cueza uniformemente, de igual manera por todos los lados.
(Algo que sea mejor cocinar en una cocina moderna, como la vitrocerámica o la inducción, en vez de en las cocinas de gas, ¿Os lo podéis creer? jejeje)
Mientras cuece no se puede remover, lo único agitar la tartera si veis que se pega.

Tras dos horas y media de cocción, así se ve nuestra fabada.

Las alubias están integras ya que al no remover, éstas no se rompen.

Dejamos reposar durante tres cuartos de hora

A la hora de servir, emplatamos el embutido en un plato aparte.

Éste es el resultado final de nuestra fabada asturiana.

 Y cucharada a cucharada la fui comiendo!
Os sorprenderá ver, que no se ha agregado en ningún momento sal. No le hace falta ninguna, con el embutido queda en su justa medida.

¡Qué aproveche!


8 comentarios:

  1. No hay nada mejor que un plato típico de legumbres de toda la vida. La fabada es uno de mis favoritos, un plato contundente y energético. ¡Qué rico! ¡Disfrútalo! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me cuesta un montón, las alubias no es que sean precisamente mi debilidad...jaja Pero he de decir que después de tanto tiempo, me prestó comerme un platín!
      Gracias, preciosa.
      Besos

      Eliminar
  2. Igual con el paso del tiempo acabas por perderle la manía a las alubias. Yo no las comí durante años, es que no podía con ellas, y desde que me casé empecé a hacerlas por mi marido y ahora no es que me vuelvan loca pero me gusta comerlas de vez en cuando. (confesaré que la manía ha pasado al cocido ¡si es que a algo hay que tenerle manía)

    ¡Feliz y dulce finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si si. Somos así, a algo hay que cogerle tirria, si no... :P
      Pues a ver si a mí me pasa igual, te aseguro que a mi novio le daría una gran alegría! jejeje
      Un besote!!!

      Eliminar
  3. Ya veras como con el tiempo empiezan a gustarte, a mi me pasaba lo mismo con la legumbres, pero luego los paladares se adaptan a todo y ahora me parece un manjar, te quedaron fabulosas, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy muy muy fan de los garbanzos, los como como sea, las lentejas también... Pero las alubias me cuesta muchísimo. Ojalá tengas razón y me acostumbre!
      Gracias Sofia, guapa! Un beso

      Eliminar
  4. Que buen plato de legumbres!!!! Sólo hace falta ver el colorcito que tiene!!! Que ricas tenian que estar!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra!!!! Estaban muy buenas, palabrita de mi novio, que es el que tiene la palabra con las alubias jeje
      Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-