15 de mayo de 2015

Bizcocho de café con leche

San Isidro y...¡Menudo calor que hace! En mi pueblo desde siempre se celebra este día, ya que la mayoría de los que vivimos allí son o han sido campesinos.
Pero este año, el cantico ese de "San Isidro labrador, quita el agua y pon el sol" me parece que se equivoca con creces. En estos días hemos alcanzado temperaturas de 30º, incluso hemos tenido noches de 23º, que a veces ni en pleno verano. 
Y para estos días de calor, ya apenas apetece desayunar un vaso de leche bien caliente, si no que con un batido y un trozo de bizcocho, ya se cargan las pilas!
Pero por otra parte, me niego a renunciar al sabor del café con leche... Me considero una especie de adicta al café, me encanta! Mi postre favorito es el tiramisú, junto con las copas de café y baileys así que me dije... Algo podré hacer para meter éste sabor en un bizcocho.
Como ya os he comentado varias veces, en casa hay un gran afán por los bizcochos. Suelo hacer uno semanal para los desayunos, y voy variando las recetas y los sabores para que no nos resulte demasiado repetitivo.
Éste está demasiado bueno, os lo aseguro. Realmente adictivo, vamos, que en tres días no quedan ni las migajas.
Queda muy esponjoso, el sabor es súper agradable, y como podeís ver, llama la atención a simple vista por el contraste entre las dos masas y sus colores.
¡Espero que os guste!




(1 Unidad)
INGREDIENTES:



Para la masa de café:

- 2 Huevos grandes
- 150 g de azúcar
- Una pizca de sal
- 85 ml de aceite de girasol
- 85 ml de leche
- 10 g de café soluble
- 170 g de harina
- 1/2 sobre de levadura



Para la masa de leche

- 2 Huevos grandes
- 125 g de azúcar
- Una pizca de sal
- 85 ml de aceite de girasol
- 85 ml de leche
- 170 g de harina
- 1/2 sobre de levadura



PREPARACIÓN:

Empezaremos por el bizcocho de café.
En un bol, disponemos los huevos con cuidado de que no se cuele ninguna traza de la cáscara.

 Agregamos el azúcar.

Agregamos la sal, y con ayuda de una varilla de cocina, batimos todo hasta que los huevos espumeen.
De esta manera, ayudamos a que el bizcocho crezca en el horno.

Echamos el aceite.
Por supuesto si se quiere, se puede usar aceite de oliva. Yo para éste bizcocho, prefiero éste ya que no aporta un sabor tan intenso.

Echamos la leche.

Mezclamos

Agregamos el café soluble.

Mezclamos.

Incorporamos la levadura.

Después añadimos la harina

Mezclamos todo con fuerza para evitar  que queden grumos.

En otro bol, seguimos el mismo proceso para hacer el bizcocho de leche.

Primero vertemos la masa de leche en un molde.
Yo lo he hecho en un molde de roscón rizado.

Echamos hasta la mitad de la ocupación.

Después agregamos la masa de café .

 Volvemos a echar masa de leche, y la masa de café hasta acabarlas.

Después, con ayuda de un cuchillo mezclamos las dos masas haciendo formas, para que al cocerse se vean.

Metemos en horno previamente calentado a 180ºC con calor por arriba y por abajo.

Dejamos cocer durante 45 minutos.
Dejamos reposar el bizcocho en el molde hasta que se enfrie para que no se rompa.

Desmoldamos.

Así es como se ve desde arriba, se ven perfectamente las capas de leche y café.

 Mirar cómo se ve por dentro, cortado horizontalmente. El café y la leche mezclado, pero a la vez separado para distinguir los sabores.

Éste es el resultado final de nuestro bizcocho de café con leche. Genial acompañando a un cafecito.

Así es como se ve al corte, ¡es imposible no caer en la tentación!

¡Qué aproveche!




10 comentarios:

  1. yo no renuncio al café con leche calentito ni en el mes de agosto, y con un trozo de tu bizcocho ya.... un desayuno estupendo ,me encantan los cortes que quedan
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que ultimamente estoy un poco mal del estómago, y en verano me resulta demasiado pesado.
      Muchas gracias, es que queda súper vistoso.
      Besos

      Eliminar
  2. Mi pueblo también es de gran tradición agrícola, pero la fiesta en honor a San Isidro ha ido perfiendo fuelle con el paso del tiempo y es una pena que estas verbenas y fiestas populares y tradicionales se pierdan.

    Me gusta mucho tu propuesta de bizcocho porque yo que casi nunca me tomo la leche caliente en cuanto llega el calor mucho menos ¡con lo que apetece empezar el día con un vaso de leche bien fresquito!

    ¡Me llevo un trozo de tu bizcocho que ya estoy muerta de hambre!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el mio también, hace años después de la misa y la procesión del santo a la que iba casi el pueblo al completo, bailaban los pendones. Ahora directamente se va al bar a tomar el vermouth, y no acude apenas gente. Es una pena, la verdad.
      Yo en invierno sí, hace años no desayunaba, pero mi novio me ha acostumbrado y ahora si no desayuno no soy persona. Este bizcochito entonces te viene de perlas!
      Besos guapisima

      Eliminar
  3. Se ve un corte muy chulo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Seguro que este bizcocho está para chuparse los dedos, me encanta el sabor a café!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, como digo en la entrada, uno de mis favoritos.
      Besos

      Eliminar
  5. Que bonito y lleno de sabor es ese bizcocho!!!! Pues ahora se me ha antojado un trocito!!!! Jejejeje

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje Pues aún estás a tiempo! ;)
      Besotes

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-