30 de abril de 2015

Bizcocho de leche condensada

En casa, hacer un bizcocho para los desayunos de la semana, es lo más habitual. 
Siempre suelo hacer la receta de Bizcocho de desayuno, pero llega un momento en el que tienes que variar, ya que si no, aunque sólo lo tomas una vez al día te acabas cansando de siempre lo mismo cuando es una semana tras otra, y otra...
Puedo decir que éste es uno de los bizcochos que más me han gustado hasta el momento, bien por su sabor, súper suave, como por su textura, aunque he de decir que no queda tan esponjoso como otros, más bien queda con una miga muy poco aireada, y apenas se empapa en la leche. Después de probarlo la primera vez, decidi que lo mejor, era hacerlo en un molde para plum-cake, cortarlo en modo rebanada, y untarlo con mermelada como si de una tostada se tratase.
El descubrimiento fue de lo más casual, en plena temporada de fresas, compré un botecito de leche condensada (mi perdición) y me quedé embobada mirando la etiqueta, directamente en las kcal... jajaja y descubrí que allí mismo ponia una sugerencia de empleo, y era éste magnífico bizcocho que tantos buenos desayunos y meriendas nos ha dado. De ahí me fui directa a la página web de La lechera y vi que hay muchísimas recetas en las que usarla!! Y no solamente dulces, que fué lo que más me sorprendió. Seguro que cae alguna otra!
¡Espero que os guste! 




(1 unidad)
INGREDIENTES:

- 50 g de mantequilla
- 120 g de harina
- 1 Sobre de levadura
- 395 g de leche condensada (1 lata pequeña)
- 4 Huevos



PREPARACIÓN:

Disponemos la mantequilla en un bol.
Lo ponemos con un cazo con agua al fuego, para derretirla al baño Maria.

En cuanto tengamos la mantequilla, añadimos la leche condensada.

 En cuanto tengamos la cantidad necesaria, mezclamos la mantequilla y la leche condensada con ayuda de unas varillas hasta que esté homogéneo.

Incorporamos los huevos.

Añadimos la harina.
Mezclamos.

Por último agregamos la levadura en polvo, y mezclamos.

Engrasamos un molde con mantequilla.

  Vertemos la masa para el bizcocho en el molde.

Y lo llevamos al horno previamente calentado a 185ºC durante 30 minutos o hasta que al picharlo, el palillo salga totalmente limpio.

En cuanto esté, lo dejamos templar hasta que podamos manejarlo para desmoldar.

Lo desmoldamos.
Éste es el resultado final de nuestro bizcocho de leche condensada.
Así se ve cuando se corta.

Y éste es el corte.

En la misma etiqueta aconsejan si se quiere, espolvorear con azúcar glass. Le va genial.

¡Qué aproveche!

8 comentarios:

  1. El color en el corte se ve muy bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Este bizcocho es una dulzura, y el cambio de look del blog una monada! =)
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh muchas gracias Kim!!!!!
      Que bien que hayas decidido pasarte y ver el cambio! Un besote

      Eliminar
  3. me encanta el bizcocho de leche condensada, es muy facil y rico y te ha quedado muy bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hasta esta vez, no lo había probado, y a partir de ahí, lo he hecho varias veces por que nos encanta!
      Besos

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-