11 de diciembre de 2014

Morcillo de ternera guisado

Se acercan las fechas navideñas, y con ello la indiscutible pregunta de todos los años: "¿Con qué los sorprendo en la mesa?"
No os penséis, a todos nos rondan las mismas dudas acerca de ésto. Da igual que cocines bien, o peor. Da igual que seáis 20 en la mesa, que 5. Todos buscamos en éstas fechas unos suculentos platos con los que quedar bien.
Pero si me dejáis aconsejar, tiene poca importancia lo sugerente y sorprendente que sea el plato, además esos días ya son suficientemente estresantes como para estar liándonos con la comida.
Me he propuesto subir algunas recetas que os puedan ayudar a responder a esa pregunta, para hacer platos que a todos les guste y que sean indiscutiblemente recordados el resto del año, que eso es muy buena señal.
Éste guiso es delicioso, digno para una celebración navideña, aunque también para el día a día. Resulta muy rico y jugoso con esas verduritas y la salsa.

¡Espero que os guste!





(2 pax)
INGREDIENTES:

- 1/2 Pieza de morcillo de ternera
- 2 Dientes de ajo
- 1 Puerro
- Perejil
- Coñac al gusto
- Agua
- 2 Zanahorias grandes
- 1/2 Cebolla
- 1 Pimiento Verde
- 1 Pimiento Rojo
- Harina


PREPARACIÓN:

Conseguimos una buena pieza de morcillo.

La limpiamos, con ayuda de un cuchillo afilado retirándole las partes de grasa más fuertes que pueda contener.

Entonces, la cortamos en trocitos para guisar, cubos de aproximadamente 4x4 cm.
Salpimentamos al gusto.

En la olla donde vayamos a hacer nuestro guiso, disponemos un chorro de AOVE.
A fuego fuerte, sellamos nuestra carne por todos los lados.

Una vez haya adquirido un tono doradito, retiramos de la cazuela y reservamos en un plato.
En la olla, con el mismo aceite dónde han quedado todos los jugos de la carne, disponemos las verduras.
La cebolla cortada en brunoise, el pimiento verde en paisana y las zanahorias en rodajas. Rehogamos.

Mientras, en un mortero machacamos los dientes de ajo con un poco de perejil fresco.
Agregamos un chorro de whisky, que nos ayudará a retirar todo el majado sobre la carne.

Una vez que las verduras hayan pochado un poquito, agregamos la carne de nuevo.

Inmediatamente, agregamos la mezcla del mortero.

Agregamos el agua, y cocemos a presión baja durante 30 minutos.

Mientras tanto, en otra cazuela cocemos un par de patatas durante 20 minutos.
Cuando le queden 5 minutos para finalizar la cocción, agregamos los guisantes y los champiñones.

Con ayuda de una espumadera, pasamos los guisantes, las patatas y los champiñones a la olla con la carne.

 Y dejamos la salsa resultante al fuego medio - alto, hasta que reduzca formando una salsa ligada y con cuerpo.

Entonces, vertemos sobre la carne y calentamos.

Servimos inmediatamente en un plato.

Éste es el resultado final de nuestro morcillo de ternera guisado.

 ¡Qué aproveche!



Si te gusta ésta o cualquiera de mis recetas y la preparas, sube una foto  mencionándome en cualquiera de mis redes sociales o bajo el hastagh #AndreítaComeDeTodo para poder ver lo bien que te ha quedado 😊.

6 comentarios:

  1. Me parece un plato estupendo para navidad, se ve delicioso con la salsita y si la carne es tierna
    ya triunfas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carne tierna preferentemente siempre, por supuesto!
      Beso

      Eliminar
  2. Vaya pintaza tiene el platito!!! Y el paso a paso, genial también. Me encanta.
    Muchos besos y que pases unas felices fiestas!

    Muackssssss

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-