19 de diciembre de 2014

Bombones Rocher

Hoy os traigo una súper receta navideña, y es que como la misma marca anuncia en su spot, éste dulce es "un placer sólo de invierno". Ésto es, por que en verano con las altas temperaturas no se comercializan para que no se derritan. Así que no hay mejor época para hacerlos que ahora.
Los bombones rocher, a la traducción: bombones roca. Se llaman así debido a lo crujiente que son en la boca.
Ciertamente éstos bombones son muy fáciles de hacer, pero llevan mucho tiempo y maña, aparte de paciencia... jijiji Eso sí, todo el tiempo invertido se verá recompensado al  verlos, y aún más al probarlos!
Como siempre digo, aunque la presentación deje mucho que desear (Obviamente tampoco vamos a pretender que queden igual que los de fábrica...) aunque sólo sea por saber que están hechos con tus propias manos, y ver que tus comensales quedan encantados, querrás repetir una y mil veces más!
¡Espero que os guste!


(13 Unidades)
INGREDIENTES:

- 13 Avellanas
- Crema de cacao
- 2 Paquetes de obleas para helados
- Leche
- Cobertura de chocolate
-Crocante de almendras



PREPARACIÓN:

Con un cascanueces, partimos las avellanas, con mucho cuidado de no machacarlas demasiado y romperlas.

Partimos tantas avellanas como huecos haya en la cubitera, en mi caso 13.
Intentamos que todas las avellanas sean del mismo tamaño, y si salen demasiado pequeñas las desechamos.

Vertemos una cucharada de crema de cacao en cada hueco de la cubitera.
Os doy un consejo, y es que para que la crema corra más, es mejor mojar las cucharas a cada vez que vamos a llenarlas.

 Cuando tengamos la crema en la cubitera, ponemos en el centro la avellana.

Apretamos un poquito para tratar de que la avellana quede lo más centrada posible.

Añadimos un poquito más de crema de cacao para tapar la avellana.

Repetimos el proceso hasta acabar con todos los huecos de la cubitera.
Después metemos la cubitera en el congelador durante aproximadamente 1 hora, hasta que la crema se solidifique.

Mientras tanto colocamos las obleas para helado de corte dentro de una bolsa hermética.

Con ayuda de un rodillo de cocina, machacamos las galletas.

Tratamos de conseguir un polvo de galletas lo más fino posible, aunque si se quiere dejar una parte con trocitos un poco más gruesos, también está bien, más que nada para saber como cambia en textura.

Sacamos los bombones del congelador, y con ayuda de una cucharilla de postre, les damos la vuelta.

Pasamos los bombones por la oblea triturada.

Hasta que cubra bien toda la superficie.

Clavamos un palillo en el bombón y lo sumergimos en un vasito con leche.

Después, volvemos a meterlo en las obleas trituradas.

Lo sacamos y le quitamos el palillo clavado, y con las manos, le damos forma de bola.
Volvemos a meter la cubitera en el congelador.

Disponemos un bol con la cobertura de chocolate dentro de una tartera, para que se funda al baño Maria.

Vamos dando vueltas con ayuda de una lengua de cocina, hasta que se derrita por completo.

Volvemos a clavar el bombón con un palillo y lo mojamos en la cobertura de chocolate, hasta que quede cubierto por toda la superficie.

En cuanto esté totalmente cubierto, lo pasamos por una fuente con el crocante de almendras.

Con cuidado de que no se pierda la forma al apretar la bola, cubrimos toda la superficie.

También se puede hacer éste mismo paso de otra manera.
Mezclando el crocante en la cobertura y después pasando los bombones por la mezcla.

Como veis yo he hecho de los dos tipos, para saber cual es el que queda mejor.
Obviamente a la vista, por que al gusto... son lo mismo! Y sin duda a la vista gana más el del crocante a la vista, o no?
Metemos de nuevo los bombones en el congelador, y dejamos que solidifiquen durante aproximadamente 10 minutos.

Éste es el resultado final de nuestros bombones rocher.
Así queda el del crocante por fuera:

Y así queda el del crocante incorporado en la cobertura:
                                      

Al cortarlos, se ven así: 


Lo siento, pero no pillé bien la almendra del centro, si os fijáis, en éste primer plano se aprecia mejor.

Para presentarlos si se desea, se pueden envolver cada bombón en papel de aluminio (aunque no sea dorado, el toque se lo da ;) jejeje) 
E incluso despúes puedes hacer con ellos una pirámide. 
¡Qué aproveche!

1 comentarios:

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-