29 de septiembre de 2014

Pimientos rellenos de carne

Después de casi dos meses y medio de parón veraniego, aquí estoy de nuevo al pie del cañón!
Y para celebrar que el pasado día 16 de Septiembre cumplía un año, he decidido cambiar la imagen del blog!
No os hacéis a la idea de lo que he añorado escribir aquí mis recetinas semanales, pero me quería tomar un tiempecito para mí éste verano, y después entre unas cosas y otras...
Ha sido un verano fantástico pero ajetreado, trabajé en una cocina dónde currabamos muchísimo, pero lo pasaba como una enana! 
Además mi chico y yo nos hemos decidido y nos hemos cambiado de piso, nosotros dos solitos. Hemos estado de mudanza, y  l@s que hayáis pasado por ello sabéis el ajetreo que es. Lo de que no se sabe lo que uno tiene hasta que se hace una mudanza es totalmente cierto, madre mía! Así que han cambiado mucho las cosas, y lo notaréis... Me he pasado a la vitrocerámica y al horno eléctrico! jejeje Qué alegría! Aunque os costará creerlo, pero echo mucho de menos la cocina a gas, han sido dos años y ahora uno extraña estas modernidades!
Debido a todo esto hemos estado tan liados que no hemos tenido unas grandes vacaciones, pero aún así no hemos dejado de viajar, hemos hecho varias visitas por nuestra provincia, también hemos subido a Asturias varios días y en el puente de Agosto hicimos un viaje que nos encantó, fuimos a Vigo, a descubrir sus preciosos paisajes, como las maravillosas Illas Cíes, de las que vinimos enamorados; su buena gente y su gastronomía. Fué genial!
Así que para empezar esta nueva temporada, os traigo una receta deliciosa para comer, además de ser fácil y rápida de hacer. Se lleva haciendo desde tiempos inmemorables, pasando de una generación a otra.
Yo siempre había hecho los pimientos rellenos de pescado, generalmente de bacalao, pero he de decir que así también quedan muy bien, aunque den la sensación de que puedan quedar un poco secos, para nada... Son muy jugosos y ricos.
¡Espero que os guste!







(3 pax)
INGREDIENTES:
- 1 Puerro
- 1 Pimiento verde
- 300g de carne picada mixta
- Harina
- Leche
- Pimentón dulce
- 1 Bote tomate frito casero
- 1 Bote de pimientos asados enteros
- Queso especial gratinar



PREPARACIÓN:

Lavamos y cortamos en juliana el puerro. Lo ponemos en una sartén con un chorro de aceite de oliva y dejamos a fuego fuerte hasta que empiecen a tomar color.

Una vez que el puerro se haya dorado, agregamos el pimiento verde cortado en juliana fina, lo agregamos a la sartén.

Cuando el pimiento haya tomado un poquito de color, agregamos la carne picada. Yo le he echado de ternera, de la de la matanza del invierno, pero cada uno lo puede hacer como más le guste.

Dejamos que la carne se selle un poco y bajamos el fuego.
Mientras tanto con la ayuda de dos paletas vamos removiendo e intentando separar los trozos grandes de carne para que quede una salsa más uniforme.

Cuando la carne ya esté un poco hecha, agregamos la harina, removemos para que la harina pierda el sabor a puro, y cree una roux más unida.


Agregamos una cucharadita de pimentón (Yo lo uso del dulce, pero si quereis mezclalo con un poco del picante para darle más gusto...) 
Gracias a él, conseguiremos un sabor más pronunciado y que tenga un color distinto.

Agregamos poco a poco la leche.
Como veis, yo no tengo ninguna medida. Voy echándola a poquitos y una vez que la salsa tiene la espesura  que quiero paro.

Vamos removiendo para que no quede ningún grumito y quede una salsa uniforme.

Cuando la salsa esté suelta pero tenga una consistencia fuerte para que no se salga de los pimientos, la retiramos del fuego y dejamos que temple un poco.

En el plato dónde vamos a servir los pimientos, cubrimos la base con tomate frito, ya sabeis que si es casero, mucho mejor!

Es importante que los pimientos estén enteros.
Éstos son de Denominación de Origen Fresno de la Vega.
Ayer, como todos los años, se celebró en esta localidad leonesa la feria de su rico pimiento. Éstos son de gran tamaño, con cuatro morros y de piel brillante, una exquisitez.

Vamos rellenando los pimientos con la ayuda de una cucharilla.
(Éste verano me acostumbré a trabajar con guantes de latex, pero no os penséis que soy así de tiquismiquis para cocinar en mi casa, me hice un corte grande en un dedo al cortar el puerro)

Los rellenamos de tal manera que la salsa no se salga, y se puedan solapar las paredes del pimiento sobre ésta.

Vamos colocando todos los pimientos en orden.

Rallamos queso por encima de ellos. Yo he elegido un queso de oveja semicurado, para que le de un toque de sabor también.

Colocamos el queso de manera uniforme por los pimientos.

Metemos la bandeja al horno y dejamos a 200º con calor sólo por el techo durante unos 5 minutos.

Éste es el resultado final de nuestros pimientos rellenos de carne.


Y así queda al ir cortando.
¡Qué aproveche!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-