4 de abril de 2014

Albóndigas de ternera en salsa

Con un poquito de carne picada de la matanza, me he dispuesto de nuevo a hacer albóndigas.
La verdad es que la carne picada viene muy bien, para hacer hamburguesas, albóndigas, filetes rusos... que tan concurridas son por niños y mayores.
Como ya os dije, en mi casa se suelen hacer con salsa de tomate, pero de vez en cuando y por cambiar un poquito lo hacemos en ésta salsita, que es muy sencilla y sin complicaciones. Además resulta muy rica y no es pesada.
¡Espero que os guste!




(2 pax)
INGREDIENTES:

- 400 g de carne picada de ternera
- 250 g Cebolla
- Harina
- Perejil fresco
- 1 Vaso de caldo casero de carne
- 1/2 Vaso de vino blanco
- Sal
- Agua
- Aceite para freír



PREPARACIÓN:

Preparo las albóndigas al igual que para mi receta de Albóndigas en salsa de tomate. La verdad es que me gusta mucho jugar con los sabores de las hierbas aromáticas con el majado de ajo y perejil, y los huevos le aportan jugosidad; yo cuando hago albóndigas siempre hago esa mezcla.
Tras haber hecho la mezcla, comenzamos a hacer bolas con las manos, del tamaño de 2-3 bocados.
Para que al hacer las bolas no se te vaya quedando la carne pegada en las manos, éstas se deben mantener un poco mojadas. Es un pequeño truco, pero muy útil, para no acabar con más carne en las manos que en la tartera, jejeje.

A medida que vayamos haciendo las bolas, las pasamos por harina y les damos unos pequeños golpes para evitar el exceso, y que en la fritura el aceite se ensucie.

En una sartén con abundante aceite de oliva caliente, ponemos las albóndigas y dejamos que se dore la corteza.

Tras unos minutos, les damos la vuelta y dejamos que se doren también por el otro lado.
Es importante que se haga la superficie, pero que no se hagan por dentro, éste paso es básicamente para aportarle color y forma a las albóndigas, ya que si no se doraran previamente, se desharían a la hora de meterlas en la tartera.
A medida que se doren, las sacamos a un plato con papel absorvente, para que se lleve el exceso de grasa.

En una tartera con aceite, ponemos la cebolla.

 Dejamos la cebolla al fuego unos minutos hasta que empiece a transparentarse. En ese momento, añadimos un poco de perejil fresco picado, y dejamos que dore un poco más.
Hay quién para aportarle un poco de color, en éste momento añade un poco de azafrán y lo tuesta.

Tras unos minutos, agregamos parte del caldo de carne, que le aportará color y sabor.

Cuando la cebolla comience a evaporar el caldo, agregamos un poco de harina, y removemos unos minutos, hasta conseguir una farsa espesa y uniforme, dejando que la harina se tueste y así le quitamos el sabor a crudo.

Después agregamos el vino blanco a ésta especie de roux que hemos formado.

Mezclamos para formar una salsa homogénea y sin grumos.

Cuando comience a hervir, agregamos la parte del caldo que hemos reservado, y un poquito de agua.
Si se quiere, se puede agregar en este momento otras verduras como guisantes o pimiento verde cortado en dados para aportar más sabor y color al plato.

Vamos poniendo las albóndigas en la tartera, intentando ocupar toda la base.
Si las albóndigas no nos han quedado del mismo tamaño, ponemos en la parte de abajo las grandes y encima de éstas, las pequeñas. Así se harán a la vez y no se romperán en la cocción.

Dejamos a fuego suave durante 10 minutos para que las albóndigas se hagan.

Servimos las albóndigas calientes. Yo las he acompañado con un poco de tomate frito casero y ensalada.

Éste es el resultado final de nuestras albóndigas.

¡Qué aproveche!

29 comentarios:

  1. oohh Andrea, deliciosas estas albóndigas con su salsita para mojar pan. que ricas y encima con carne fresca de matanza ehhh!!!
    besotes!!

    comoaguaparachocolate-myriam.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que quedan muy buenas, y lo de la carne de matanza es un punto más a favor, jeje
      Muchos besos

      Eliminar
  2. La carne picada da mucho juego. En casa sobre todo para hacer albóndigas porque les encantan. En cambio hoy la tengo precisamente para unas nuevas hamburguesas diferentes.
    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con la carne picada hago albóndigas, hamburguesas y filetes rusos, que me encantan.
      Pues a ver si vemos esa receta!
      Un besote

      Eliminar
  3. Personalmente es como más me gustan...aunque tenga que hacer por el resto de la familia con otros tipos de salsitas. La carne que has usado se ve divina. Exquisita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la carne al ser fresca se nota muchísimo.
      A mi con la salsa de tomate me encantan, pero por variar las suelo hacer así también, y parece que nos gustan!
      Besos

      Eliminar
  4. Que pintaza!! y con esa salsita hara falta pan mucho pan,que ricas te han quedado, se ven estupendas.Gracias por visitarme yo me quedo de seguidora tambien...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeno, yo no como pan, así que por mucha salsita que haya... yo como que no la veo jeje
      Muchas gracias, bienvenida entonces!
      Besos

      Eliminar
  5. me ha gustado mucho esa salsa, yo al final siempre las hago con tomate, cuando tienes prisa es la forma más rápida, creo que la próxima vez probaré esta salsa.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si de verdad te animas a probar mi receta déjame una foto en mi página de facebook: https://www.facebook.com/blogandreitacomedetodo Nada me haría más ilusión!
      A mi con tomate es como más me gusta (si es del casero, si no nanai) pero asi están también buenísimas.
      Besos

      Eliminar
  6. Uuuuuffff que pinta, yo quierooooooo!!
    espérame que voy ya mismo
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas Andrea, un auténtico manjar. Da mucho juego en una casa una buena ollita de albóndigas caseras en sala...Qué buena pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Y para días fríos apetecen mucho más! ;) Gracias
      Besos

      Eliminar
  8. Unas albóndigas deliciosas, la verdad es que en casa también triunfan!!! un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las albóndigas nos gustan a todo el mundo! :)
      Besos

      Eliminar
  9. ¡Qué buena pinta! Nada que ver con las compradas, que de normal me parecen demasiado grasosas... Y la salsa me gusta mucho con la cebolla, así ya no es la típica de tomate :P
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, yo no sé decirte porque jamás he comprado albóndigas ya hechas, siempre compro la carne picada y la sazono a mi gusto.
      Esta muy buena, si quieres cambiar te la recomiendo! ;)
      Besos

      Eliminar
  10. De las recetas que siempre triunfan, vamos, que me llevaba un buen platito para mañana!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Se ven deliciosas!! que ricas, estas en mi casa no duran nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan las albóndigas, y está salsa ideal para mojar pan

    ResponderEliminar
  13. Pero que ricas y que buenas!! Me encantan la albóndigas, y con la pinta de esa salsa, tiene que estar para mojar pan!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Nosotros comemos sin pan... pero desde luego hacemos lo imposible para que no quede ni una gota de salsa en la cazuela!
      Gracias
      Besos

      Eliminar
  14. Riquísimas!! Te han quedado de lujo.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-