10 de diciembre de 2013

Tarta de manzana

Mi abuela tiene un vergel con unos cuantos manzanos de distintas variedades, y cuando llega la época ¡En nuestro frutero no faltan las manzanas!
Así que hoy que tenía algunas que se estaban  pasando... ¡Había que aprovecharlas de alguna manera!
Esta es una receta de las más rápidas ricas y sabrosas de tarta de manzana que he probado, se trata de una masa de pasta quebrada, una capa de crema pastelera y otra de compota de manzana.. mmmm Pinta bien ¿eh?



INGREDIENTES:


Para la base de masa quebrada:

- 250 g de harina
- 100 g de mantequilla
- 1 huevo y una yema
- 6 Cucharadas de azúcar
- 1 Pizca de sal


Para la compota:

- 1 kg de manzanas reineta
- 7 Cucharadas de azúcar
- Zumo de 2 limones


Para la crema pastelera:

- 2 Huevos
- 150 g de azúcar
- 80 g de harina
- 1/2 litro de leche
- 1 Trozo de cáscara de limón
- 1 Rama de canela


Para la decoración:

- Gajos de manzana



ELABORACIÓN:

Para la masa quebrada:
Ponemos todos los ingredientes en un bol.

Mezclamos todo con la ayuda de las manos hasta que forme una masa homogénea, sin amasar demasiado ya que si no a la hora de la cocción la masa nos quedaría dura.

Hacemos una bola con la masa ya unida, la envolvemos en papel film y la reservamos en la nevera hasta que la utilicemos.


Para la crema pastelera:

Batimos los huevos hasta que formen una buena capa de espuma.

Agregamos el azúcar.

Agregamos la harina y lo mezclamos todo con la ayuda de las varillas para que no quede ningún grumo.

Agregamos la leche que debe estar a temperatura ambiente y lo mezclamos todo bien.

Le ponemos la cáscara de limón y la rama de canela para que aporten sabor.
Por supuesto éste paso es al gusto, ya que hay gente a la que no le gusta.

Vertemos la mezcla en una cazuela al fuego y comenzamos a remover.
Pronto empezará a espesar, en ese momento se baja un poco la temperatura del fuego y seguimos removiendo durante aproximadamente 10 minutos para que coja una consistencia perfecta.
Esto lo hacemos para que la crema pierda el sabor a crudo que le puede dar la harina si no ha sido cocinada.
Una vez lista la retiramos del fuego retirándole la rama de canela y el limón, y dejamos que se enfríe. (Podemos ponerle un trozo de papel film "a piel", es decir, por encima tocando la superficie de la crema, para que no cree una costra)


Para la compota:
Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos pequeños.
La ponemos en una cazuela junto con el azúcar y el jugo de limón. 

Lo llevamos al fuego y dejamos cocer a fuego lento durante aproximadamente media hora hasta que la manzana sea tierna. Es necesario remover de vez en cuando para que con los movimientos la manzana se vaya desintegrando y quede una pasta ligada y viscosa.

Para la tarta y decoración:
Engrasamos con un poco de mantequilla las paredes de un molde redondo antiadherente de 30 cm de diámetro.

Sacamos la pasta quebrada de la nevera y la estiramos sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo dándole forma circular y dejándola fina.
La pasamos al molde y la pegamos a las paredes. Si se desquebraja en algún lado, con un poco de masa sobrante se cubre y se amolda, esto es como trabajar con plastilina.

La cubrimos con papel de aluminio y colocamos peso encima para evitar que la masa suba en el horno.
Es muy típico echarle un buen puñado de garbanzos o alubias, pero también se puede poner una fuente encima.
La cocemos en el horno precalentado al máximo (El mío es de gas, ya lo sabéis... Para los hornos convencionales, precalentado a 180ºC) durante 15 minutos.


Echamos por encima la crema pastelera que debe estar fría para que la masa no se humedezca, y la esparcimos de forma igualitaria sobre toda la base.

Distribuimos ahora por encima la compota de manzana extendiéndola bien.

Entonces comenzamos a adornar la tarta haciendo círculos concéntricos superponiendo los gajos de manzana que ya habremos pelado y cortado fino.

Ponemos por la superficie de las manzanas un poco de mantequilla derretida para que en el horneado coja un poquito de color.
Metemos de nuevo la tarta al horno precalentado durante unos 45 minutos.

Éste es el resultado final de nuestra dulce tarta de manzana.

¡Qué aproveche!

6 comentarios:

  1. Tiene buena pinta aunque para los principiantes como yo, lo de la masa quebrada lo veo un poco chungo, pero bueno habrá que intentarlo.
    Gracias Andrea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esteban, la masa quebrada es facílisima de hacer... Con los tiramisús que tú haces me vas a decir que esto no seras capaz?? :P Si no te decides, que sepas que la venden congelada en el mercadona, y si no siempre puedes hacer la base de galleta y mantequilla triturada de toda la vida, que también queda muy rica.
      Gracias a ti Esteban!!!!! Mil besossssss

      Eliminar
  2. Preciosa y riquísima tarta de manzana, me encantan estas tartas en todas sus versiones.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas muchas gracias! La verdad es que al igual que con las tartas de queso, las de manzana tampoco son de mi gusto, pero a un trocito de ésta no me puedo negar! Y es que queda muy suave al ir alternando capas! Un besote guapa

      Eliminar
  3. Oh, pero qué tarta tan bonita y seguro que riquísima, tengo que probarla!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Que me lo digas tú, me anima, por que hay que ver que postres y con que presentación haces!!!! :) Un besote preciosa

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-