14 de diciembre de 2013

Gambas - bacon

Una receta que miras y piensas: Jamás lo hubiera imaginado. La pruebas y dices: No puedo vivir sin ti! jajaja
La verdad es que la mezcla es un poco chocante, si no lo has visto ninguna vez, pero es exquisito.
Conocí ésta receta en mis prácticas de cocina, y las he hecho en ocasiones especiales, como entrante para la Noche de Reyes y para la celebración de mi cumpleaños, y os aseguro que triunfé.
De hecho la entrada es a petición de mi amigo Esteban, quién por un motivo u otro, se está adentrando en la cocina y quiere hacerlas para las fechas que están a punto de llegar. Seguro que le quedan estupendamente!




(3 pax)
INGREDIENTES:

- 14 Langostinos crudos
- 7 Lonchas de bacon
- Nata líquida
- Perejil
- Romero
- Aceite



PREPARACIÓN:

Pelamos los langostinos, dejando únicamente los cuerpos sin cáscaras ni cabezas. (Ésto lo reservamos, nos vale para hacer un fondo para una paella, o una sopa de pescado. Es importante aprovechar todo)
Es importante hacer este proceso el día antes de cocinarlos.

Cortamos las lonchas de bacon en dos, de esta manera.

Entonces, una por una, extendemos la media loncha de bacon.

Colocamos el langostino pelado encima, colocándolo no muy cerca del extremo, para que sea más fácil que se quede enrollado.

Plegamos el borde más corto sobre el langostino y comenzamos a enrollar.

Enrollamos.

Los ponemos todos sobre una superficie plana, dejando el último pliegue del bacon en la parte inferior, para que no se despegue y se desenrolle.
Los metemos a congelar (Por eso os decía que es importante hacerlo el día antes de cocinarlo), de esta manera, cuando se cocinen permanecerán unidos.


Calentamos en una sartén un chorro de aceite.

Cuando el aceite esté bien caliente, echamos las gambas. El aceite tiene que estar bien caliente para que sellen y no se desenrollen.

Cuando hayan tomado color les damos la vuelta.

Agregamos un poco de tomillo y perejil.

Dejamos que el bacon se dore y sea crujiente y que las gambas cojan ese tono rosa característico.

En ese momento dejamos un buen chorro de nata líquida para cocinar.

A fuego fuerte, dejamos que reduzca y que absorba los aromas y sabores de las gambas, cogiendo un tono marroncito.
Al aroma es buenísimo. En este momento rectificamos de sal si es necesario.

Hay quién en la salsa añade un poco de queso para fundir, o que directamente lo enrolla a la vez que el bacon.

Éste es el resultado final de nuestras gambas-bacon.

Y así quedan al corte, ¡Qué aproveche!

11 comentarios:

  1. Como siempre gracias por la explicación, si que parece fácil y una pinta estupenda, ahora lo que digo siempre nos toca a nosotros.
    Gracias por la receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son muy sencillas de hacer y la verdad es que están exquisitas.
      A ver si es verdad!

      Eliminar
  2. Gracias Andrea este va a ser uno de mis platos para nochebuena,espero que me salgan bien ya te dire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí! Espero la foto de prueba de que las has hecho, seguro que triunfas.
      Muackkk

      Eliminar
  3. Las comí el día de tu cumple, estaban buenisimas:) parecen fáciles de hacer!un besito cocinitas¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjiijiji Gracias Sara!!!! Pues ahora te toca a ti! Un beso guapa

      Eliminar
  4. Muy buena pinta me la apunto para navidades. Ya te diré

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!!! Nos vamos a animar a hacerlas para nochevieja!! Tenemos una duda, al sacarlas del congelador y freirlas en el aceite caliente.... no salta mucho el aceite??? Jajajajajaja es lo que tiene ser principiante!!
    Muchas gracias por compartir todo lo que haces, eres, eres una artista!!!
    Un besazoooo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iree!! Que guay, que te tengo por aquí también!! :)
      Mira, el aceite (que no debe ser abundante pero tampoco en exceso) tiene que estar lo suficientemente caliente como para que al echar las gambas en él, chisporrotee y salga el humillo característico de meter algo ultracongelado en algo caliente, pero tampoco tiene que estar frío como para que se te confiten las gambas.
      Espero que te sirva la aclaración... si no, un telefonazo y listo! ;)
      Muchas gracias a ti preciosa, espero que os queden bien y disfruteis de la cena!
      Mil besos

      Eliminar
  6. Me gusta todo lo que veo por tu blog, me quedo de seguidora, un beso. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  7. André cuando ponemos las gambas con el beicon en la sartén que sigan estando cojelados no?

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-