9 de noviembre de 2013

Tarta de nata y trufa con frutos rojos


Hoy tenemos celebración de cumples! Mis primas cumplen años y que mejor regalo que una riquérrima tarta de chocolate para el disfrute de todos! Además que... para que preocuparse de encontrar el regalo perfecto si sé que con esto acierto de pleno!!! jajaja
Ya caen 32 y 30 respectivamente... y aunque haya depresión pre-treintena fijo fijo que con la tarta se alegra un poco más!



(8 pax)
INGREDIENTES:


Para el coulis de frutos rojos:

- 150 g de frambuesas
- 150 g de arándanos
- 50 ml de agua
- 20 ml de zumo de limón
- 60 g de azúcar


Para el relleno y decoración:

- 1 litro de nata para montar
- Azúcar
- 50 g de cacao puro
- Mantequilla
- 1 Tableta de cobertura de chocolate negro
- 1 Fila de la tableta de cobertura de chocolate blanco


- Bizcocho  base (El mismo de la receta de  Tarta superchocolateada)



PREPARACIÓN:

Hacemos el bizcocho base de la misma manera, aunque esta vez sin cacao. Cuando esté hecho lo dejamos enfriar, y con el cuchillo (Si tienes uno eléctrico mejor que mejor) hacemos varios cortes de aproximadamente 1.5 cm de grosor para obtener tres bases.


El coulis:

Exprimimos 1/2 limón para obtener los 20 ml de zumo, y lo colamos para que no quede tan grueso como si fuera un néctar.

En un cazo a fuego lento agregamos el zumo de limón, el agua y el azúcar.

Cuando el agua comience a hervir, agregamos los frutos rojos y  dejamos hervir hasta que los frutos estén blandos.
Reservamos unos pocos de frutos rojos para la decoración.

Éste es el color que tomará la salsa.
Retiramos del fuego y dejamos que enfrie para que tome espese un poco.

Normalmente, en el coulis se dejan los trozos de frutas blandas en la misma salsa, pero yo lo voy a agregar en el relleno, así que lo cuelo y lo voy machacando con una cuchara para que suelte todo el jugo y así tenga más cuerpo.

Finalmente queda una salsa brillante y espesa.


El relleno:

Dividimos el litro de nata líquida para montar en dos, una parte será para hacer nata montada y la otra para hacer trufa.
En un bol disponemos la primera mitad para batir y hacer la nata montada.

Cuando esté a medio montar, agregamos dos cucharadas de azúcar y seguimos montando con movimientos envolventes. Ésto es para que la nata coja aire y monte más rapidamente.

Cuando quede visualizado el paso de la varilla en la nata, y al levantar la varilla quede un pico que no se cae, la nata estará montada.

En la primera base, extendemos con la ayuda de la lengua la nata, dejándola uniforme y prácticamente hasta el borde, para que en cuanto se ponga la placa de encima y la fuerce la nata hacia abajo, se pueda dejar recto el contorno.

Pintamos la segunda base con el coulis, y lo ponemos del lado de la nata montada.

Cuando coloquemos ésta base encima de la nata, pintamos también la parte superior con el coulis.

Disponemos la segunda parte de la nata líquida para montar en un bol, y batimos.

Cuando esté a medio montar, agregamos dos cucharadas de azúcar y el cacao puro en polvo y seguimos montando la trufa con movimientos envolventes.

Cuando quede visualizado el paso de la varilla en la trufa estará montada.


Extendemos con la ayuda de la lengua la trufa encima de la segunda base pintada con el coulis.

Alineamos los rellenos sobre el bizcocho intentando que quede el contorno lo más recto posible.
Ponemos la tercera base y dejamos enfriar en el frigorífico.



La decoración:


Ponemos la tarta encima de unas rejillas con papel vegetal por debajo.

En un cazo al baño Maria, ponemos una fuente con la cobertura de chocolate y un pellizquito de mantequilla.
Ésto hará que  la cobertura quede más líquida y brillante.

A mínima temperatura dejamos hasta conseguir una cobertura lisa y sin grumos.

Vertemos sobre la tarta la cobertura fundida y dejamos que vaya cayendo hasta acabar en el papel vegetal.

Si es conveniente podemos ayudarlo a extenderse, sobre todo por los lados, para que cubra totalmente las capas de nata y trufa.
Yo para hacer un cambio de textura he pasado una paleta de puntas para hacerle esas estrías en la parte superior.

Derretimos la cobertura blanca de la misma manera que la negra, y ponemos una pequeña cantidad en un extremo de la tarta. Encima colocamos los frutos rojos reservados.


Éste es el resultado final, una pinta deliciosa!
¡Qué aproveche y que cumplan muchos más!


6 comentarios:

  1. Oh que delicia de tarta, es preciosa y sobre todo, riquísima para golosas empedernidas como yo jajajajja
    Te ha quedado extraordinaria del todo.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  2. jijijiji Creo que tanto chocolate por encima saca los ojos de sus órbitas a cualquiera!
    Estaba buenísima. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. Alaaa vaya tarta, pero si lleva de todo lo que me encanta!, me gusta mucho, te quedo de cine!
    besos
    Silvia de chup-chup-chup

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces estoy esperando a que me digas como te quedó, que de vez en cuando un caprichillo así nos lo merecemos!
      Gracias! Un besote

      Eliminar
  4. Muchas felicidades a tus primas !! y a ti por preparar una tarta tan estupenda !
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por la tarta que te ha quedado estupenda y seguro que triunfaste con el regalo, ahora sólo nos toca probar a los demás.
    Gracias por la receta

    ResponderEliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-