29 de octubre de 2013

Chipirones rellenos

El otro día en la pescaderia tenían unos chipirones que se veían brillantes, muy frescos y no me pude negar a coger unos pocos!
También se pueden hacer con los chipirones ya congelados, que además ya están limpios.
Ésta receta aunque sea laboriosa es muy fácil y rica.






(4 pax)
INGREDIENTES:

- 750 g de chipirones
- 2 Huevos cocidos
- 150 g de jamón serrano
- 1/2 cebolla
- 3 Cucharadas de pan rallado
- 1 Vaso de caldo de pescado
- 50 g de harina
- Vino
- Harina
- Perejil


ELABORACIÓN:

Preparar los chipirones nos llevará un poquito de tiempo, se desprende la telecita oscura que los cubre, y después les damos la vuelta. Se reservan las cabezas limpias, las aletas y también los chipirones que están rotos y que no se podrán rellenar.

Ponemos a cocer los huevos.

Cortamos el jamón en dados muy pequeños para hacer el relleno.

Rehogar en una sartén con un chorro de aceite de oliva la cebolla picada muy fina.

Cuando la cebolla haya tomado color, agregamos el jamón y dejamos que se dore haciendo que la mezcla adquiera todo su sabor.

Entonces, agregamos los huevos cocidos picados finamente, y un poquito de perejil.

Agregamos el pan rallado y removemos para que forme una masa homogénea.
Vamos revolviendo y dejamos que se tueste un poco el pan para que no tenga sabor a crudo.

Añadimos un chorro de vino y mezclamos como si de una bechamel se tratase.

Dejamos que se evapore el vino y agregamos un vasito de caldo de pescado.
Dejamos al fuego para que reduzca y forme una masa consistente.

Metemos la mezcla obtenida en la manga pastelera, para rellenar con mucha más facilidad los chipirones.
También se puede hacer con una cuchara o con los dedos, haciendo presión pero esta técnica es mucho más rápida y sencilla.

 Rellenamos los chipirones.

Y los cerramos con la ayuda de un palillo para asegurarnos que al dorarlos no salga el relleno.

Echamos en una cazuela con aceite bien caliente los chipirones abiertos, las aletas y las cabezas que habíamos reservado con un toque de perejil para que darle un toque de color.

Rehogamos durante unos minutos y agregamos la harina, y procedemos a hacer una roux, sin parar de remover.

Cuando la harina se haya tostado, agregamos agua y dejamos a fuego lento.
Hacer la salsa para los chipirones ayuda a que queden jugosos y sabrosos.


Mientras tanto, vamos dorando los chipirones en una sartén haciendo que se doren, pero sin que se hagan completamente.

Los pasamos a la cazuela con la salsa y cocemos a fuego lento durante 15 minutos.

Los pasamos a una cazuelina de barro para que adquiera un sabor distinto al calentarlos.
Bien calentitos, están buenísimos.

 Éste es el resultado final ¡Qué aproveche!

2 comentarios:

  1. Toda la noche pendsando en los chipirones que voy a estar...jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno, es que tienen buena pinta! Venga, prepara unos y quita la gula!! ;) Un besote

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-